PLANTA DE SAINT VULBAS, FRANCIA

La Planta situada en Saint Vulbas (a 40 Km. de Lyón) se especializa en la incineración de residuos organoclorados como los PCB y en la descontaminación de aparatos eléctricos.

Es absolutamente integral, ya que en ella se procesan todos los componentes tanto sólidos como líquidos de los transformadores (no se transfiere ningún residuo a otros lugares propios o de terceros).

Los residuos líquidos y los sólidos no metálicos son incinerados, mientras que los elementos metálicos son descontaminados en 9 autoclaves con una capacidad de 16.000 ton/año.

La Planta cuenta con un horno estático para los líquidos con una capacidad anual de 6.000 toneladas y un horno rotativo, con capacidad de 24.000 toneladas / año para los sólidos y semisólidos restantes.

La destrucción de las moléculas de PCB se logra mediante temperaturas de 1.300°C y un tiempo de residencia de los gases superior a los 3 segundos. Luego se produce el enfriamiento de los gases a 80°C en 0,025 segundos, evitándose así la reformación de moléculas de PCB y la generación de Dioxinas o Furanos. Este brusco enfriamiento requiere la inyección de 150 litros de agua a temperatura ambiente por cada litro de PCB incinerado. Esta operatoria hace que la Planta de St. Vulbas sea la única en Europa exclusiva para incineración de PCB, a diferencia de otras instalaciones que se dedican además a la gestión de otros residuos.